Este Expresionismo Abstracto desarrolla la imaginación asociándola con creación, cede espacio a la abstracción de las formas, haciéndose presente lo estético, lo lírico, la poesía hecha color .

Su pintura es un trabajo arquitectónico en el que une libremente abstracción y figuración.

No obstante cuando interviene la línea de enérgico trazo aparece la forma y el volumen y con ella esa narración a veces anecdótica, a veces sugerente y misteriosa, que se interrelacionará con el color con un resultado realmente imaginativo y novedoso.